Síguenos en:      
default-logo

El Trappist

Sal de tu zona de confort chelera y atrévete a probar otras que no sean las que tomas para curarte –o provocarte– las crudas. Lo pequeño de este lugar se compensa con la gran variedad de cervezas que tienen: belgas, italianas, alemanas y para que no los acusen de malinchistas también hay mexicanas. Para variarle al paladar, pídete una cerveza artesanal mexicana. También te recomendamos probar la propia cerveza del lugar, La Trappe, pero si eres necio, también hay las que encuentras en la tienda (y en todos lados). Para acompañar, pide una de sus pizzas o chapatas.

foto-13-03-14-17-24-55

Ponte generoso e invita a tus amigos, te saldrá barato si aprovechas las promociones. Apenas con unas cuantas mesas, aquí el ambiente es acogedor y sin pretensiones.

Deja una Respuesta

*