Síguenos en:      
default-logo

Hacer cerveza es cosa seria: Paralelo 28

Para ser cervecero necesitas creer en la cheve, una buena base de homebrewer, ser autocrítico y tomar muchas cervezas buenas y malas: Emmanuel Cota

Imagen: Lupulina

Por: Anabel Manzano “Lupulina”

Muchos pensarían que cocinar cerveza puede ser uno de los trabajos más divertidos del mundo y lo es, pero también implica seriedad y profesionalismo para lograr un producto de calidad.

Cobijados en esa lógica es como los creadores del concepto cervecero Paralelo 28 llegan a su segundo aniversario. A Emmanuel, Leobardo, Juan Carlos y Jorge, les interesa que su cerveza sea sencilla, disfrutable y muy pisteable.

Radican en la fronteriza Tijuana, Baja California, una de las ciudades más cerveceras de México y decidieron que buena parte de sus vidas girarían en torno a la cerveza artesanal.

Emmanuel Cota, quien empezó a trabajar en el proyecto, señala que la cerveza artesanal en México es una industria que pone al alcance de los consumidores nuevas opciones, que poco a poco permean en sus hábitos hasta generar cambios: disfrutar de una cerveza, como principal.

“Se convierte en una forma de vida el tomar poco, pero con más frecuencia y queda atrás esperar al fin de semana para atascarte un 12 y sufrir la cruda del domingo. Ya no es como el antojo que te quitas consumiendo hasta el hartazgo para aliviar el estrés semanal, puedes llegar a tu casa después de la chamba y darte el gusto de tomar algo bueno”, afirma.

Para Emmanuel los ingredientes que se necesitan para ser cervecero son: creer en la cerveza, una buena base de homebrewer, autocrítica y tomar muchas cervezas buenas y malas para tener puntos de comparación.

“Aunque es un trabajo divertido implica mucha seriedad y profesionalismo para lograr buenos resultados. Leer, practicar y reintentar ayuda mucho. Me tocó escuchar a productores que dicen que su cheve está bien porque se vende en chinga y ese control de calidad no es nada bueno”, sostiene.

Paralelo 28, la unión de las Bajas

Imagen: Lupulina

Emmanuel tiene 34 años, primero quiso ser ingeniero bioquímico, pero cambió de carrera a química industrial en la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), esos conocimientos y ser un “groupie” de la cerveza -como él mismo lo dice-, lo convirtieron en cervecero.

Nació en Baja California Sur, pero la mitad de su vida la ha pasado en Baja California Norte y Paralelo 28 es la unión de las los Bajas, “existe una estructura (águila) justo donde termina un estado y empieza el otro, de ahí el logo”, explica.

El proyecto comenzó cuando Emmanuel sumó fuerzas con Leo, Jorge, Juan Carlos y Pepe Estrada, quien estuvo con Paralelo en sus inicios.

Fue la primera cervecería en tener un Tap Room en Plaza Fiesta, mejor conocida como La Plaza (antes Plaza del Zapato). Se trata de un espacio que aloja a 15 establecimientos que ofrecen cerveza artesanal y se ubica en una de las zonas más concurridas de Tijuana. Como su nombre lo indica, todas las noches son de fiesta en este oasis cervecero.

“Nos juntamos, vimos el lugar y decidimos aventarnos a La Plaza ya que ellos tenían varios bares ahí y se estaba empezando a reactivar la zona. Fuimos los primeros con Tap Room”, expone.

Aunque iniciaron a producir cerveza en marzo de 2014 abrieron al público hasta diciembre. A lo largo de sus dos años como cervecería duplicaron la producción que a la fecha alcanza 20 BBLs al mes (unidad para medir barriles de cerveza, 1 bbl equivale a 160 litros).

Imagen tomada del Facebook oficial de Paralelo 28

 

Además de su Tap Room en Tijuana, en marzo abrieron otro en el Colectivo Baja Brews, ubicado en Ensenada. Estos dos puntos de venta absorben casi toda su producción, en ocasiones venden a otros bares de Tijuana y a mediados de 2016 llegaron por primera vez a la Ciudad de México, en donde eventualmente pueden encontrarse en algunos establecimientos.

“La visión es poder cubrir esa demanda fuera de nuestros Tap Rooms, ya que hemos estado teniendo demanda constante de nuestras cervezas en otras partes”, comenta Emmanuel.

La oferta cervecera no siempre fue la misma, sus estilos han dependido de la demanda. Comenzaron con cuatro, crecieron a doce, pero al sobrepasar su capacidad de producción se quedaron con ocho cervezas de línea más sus variantes a las que añaden ingredientes como café, vainilla, durazno, tuna y mantequilla de maní.

“De esa limpia de estilos quedaron fuera por costos y baja disponibilidad algunas cheves que nos pusieron en el ojo del consumidor como la Nelson IPA y la Altbier. Las sacamos del plan de producción, pero ahí siguen esperando su momento de salir nuevamente al mercado”, refiere.

El groupie de la cerveza

Imagen: Lupulina

Dice Emmanuel que el tiempo ha unido a los cerveceros. Border Psycho, Monástika e Insurgente, son algunos de los que llevan más tiempo haciendo cerveza.

“Tengo haciendo cheve desde el 2000, llegando a Tijuana a estudiar fue lo primero que aprendí en el Tec. Como homebrewer y consumidor empecé de groupie de los existentes en ese momento, asistía muy seguido a Beer Box Tijuana, que era uno de como tres lugares que vendían cheve artesanal de la región e importadas”, recuerda.

Ese era el punto reunión de consumidores y cerveceros, fueron tejiendo lazos de amistad y los mantienen hasta la fecha, esta unidad es uno de los aspectos que han impulsado su presencia en el mercado cervecero a nivel nacional.

“La comunidad cervecera se fue formando con el tiempo y ha resultado muy bien, un punto clave fue la gestión de Pepe Estrada como presidente de la Asociación de Cerveceros”, indica.

Una cheve divertida

La de Paralelo 28, dice Leobardo Soto, es una cerveza sin pretensiones. El concepto de esta cervecería es hacer cosas simples, “una cheve que podamos vender en nuestro mismo lugar. Nuestro mayor interés es que la gente aprenda de cerveza, que aprenda nuestros estilos. No puedo decir que somos diferentes a otras cervecerías, sólo nos gusta hacer cheve sencilla, disfrutable y muy pisteable”.

Pararelo ofrece cinco estilos de cerveza: Stout, Porter, Hefeweizen, Blonde e India Pale Ale (IPA), ésta última con dos tipos de lúpulo: Cascade y Equinox.

 

 

Imagen tomada del Facebook oficial de Paralelo 28

 

 

Sobre el Autor

Deja una Respuesta

*