Síguenos en:      
default-logo

Compra Heineken mil 900 pubs en Reino Unido

Estos establecimientos se suman a los más de mil que la cervecera tiene en Reino Unido desde 2011,  cuando adquirió el portafolio de tabernas que pertenecían a Royal Bank of Scotland, por 440 millones de euros.

La guerra de ofertas públicas de adquisición para controlar la segunda mayor cadena británica de pubs se ha resuelto con la victoria de Heineken, asociada al inversor inmobiliario Patron Capital. La cervecera holandesa pagó mil 440 millones de euros por parte de los locales de Punch Taverns. Punch Taverns, que posee 3 mil 300 tabernas típicas en Reino Unido, aceptó la oferta presentada por Heineken y Patron, que valora la compañía en más de 2.130 millones de euros.

De esta cantidad, 402.7 millones de libras serán entregados a los accionistas de Punch y el resto corresponde a la deuda que los compradores asumen tras la operación.

Socios que poseen 52 por ciento de la empresa de pubs se han comprometido a aceptar esa oferta. Cuando se complete la transacción, Heineken y Patron Capital se repartirán los activos de Punch Taverns.

La cervecera holandesa se quedará con mil 900 pubs, por los que desembolsará mil 263 millones de libras (mil 440 millones de euros). Estos establecimientos se suman a los más de mil que Heineken tiene en Reino Unido desde 2011, cuando adquirió el portafolio de tabernas que pertenecían a Royal Bank of Scotland, por 440 millones de euros.

Según David Forde, director general de Heineken UK, “la operación es un voto de confianza en los pubs británicos, que pueden tener éxito cuando están bien gestionados y se invierte en ellos”. Los locales adquiridos por Heineken facturaron 243 millones de libras en el último ejercicio, y generaron un beneficio bruto operativo de 109,6 millones de libras.

AB InBev también sigue creciendo

Este mes también se anunció que el fabricante de cervezas japonés Asahi Group, que cerró recientemente la compra de las marcas Peroni y Grolsch, anunció un acuerdo con el grupo belga-brasileño AB InBev para comprar activos del grupo en cinco países de Europa central y oriental. El monto de la transacción, que debería cerrarse en el primer semestre de 2017, alcanza los 7 mil 300 millones de euros.

AB InBev, número uno mundial de la cerveza, que acaba de fusionarse con su rival británico SABMiller, se había comprometido a vender varias actividades de la entidad para obtener el aval de las autoridades de la competencia.

La unión de ambos grupos, que condujo a la creación de un gigante en el sector (con 27 por ciento del mercado de la cerveza), se firmó por el monto récord de 103 mil millones de dólares.

Para Asahi, el objetivo es convertirse en un “actor mundial” en un sector en plena consolidación, explicó el grupo en el comunicado.

Con este fin, trata de expandirse en Europa, tras la compra este año de un precedente lote de SABMiller, incluyendo la marca británica Meantime, la italiana Peroni y la holandesa Grolsch, por 2.550 millones de euros.

Con esta operación, Asahi compra las antiguas actividades de SABMiller en República Checa, incluida la popular marca local Pilsner Urquell, así como en Eslovaquia, Polonia, Hungría y Rumania.

La noticia, que había filtrado la prensa antes del cierre de la Bolsa de Tokio, fue mal recibida por los inversores y la acción de Asahi terminó con un descenso de 4. 6 por ciento.

 

Imágenes vía web

 

Deja una Respuesta

*