Síguenos en:      
default-logo

Más que vendedores, somos fanáticos: Cerveza en Punto

Toño y Leo en el tercer aniversario de Cerveza en Punto

Por: Anabel Manzano “Lupulina”

Ciudad de México, 07 Febrero- Leonardo González se volvió aficionado a la cerveza independiente, exploró etiquetas, estilos y banderas de origen de cada marca, pero un día se dio cuenta que ese oasis se hacía pequeño, había bebido toda la oferta de la tienda que frecuentaba y entonces decidió crear su propio paraíso cervecero.

La historia comienza con cien etiquetas hace tres años en la calle de Yacatas #91, en la colonia Narvarte. Cerveza en Punto abría sus puertas para mostrar nuevas opciones a un mercado en crecimiento. Leo tenía claro era que su mayor oferta sería mexicana, a pesar de que la variedad no era demasiado extensa y junto con su amigo y socio Antonio pusieron en marcha el proyecto, al que se sumó Tere, quien se encarga de atender la tienda cada día.

“Más que un individuo, somos un equipo, eso es justo lo que nos ha hecho crecer, todos ponemos mucho esfuerzo y pasión. El trabajo en equipo y compromiso es lo que nos hace diferentes. Al inicio en esta zona la gente no conocía de cerveza fuera de la comercial, no sabía que había otras marcas, desde el inicio nosotros hemos querido dar un impulso fuerte especialmente a cervezas mexicanas”, afirma Leo.

El pasado viernes 3 de febrero, Cerveza en Punto celebró su tercer aniversario, actualmente este punto de venta cuenta con 350 etiquetas, de las que 60 por ciento son mexicanas. Además, tiene ocho líneas de cerveza en barril, en las que generalmente se sirve cerveza nacional.

“Nos gusta lo mexicano, nos gusta el mercado local, nos gusta esta economía de convivencia donde puedas hacer equipo con más personas y tener no sólo un lugar sino un concepto integral: beber, comer y escuchar música. Más que vendedores somos fanáticos de la cerveza”, sostiene.

La mayor evolución está en el norte

 

Para festejar 3 años: Tropic Thunder de Silenus e Insurgente (Tijuana)

Leo comenta que a lo largo de estos tres años se han llevado gratas sorpresas por el boom de cervecerías, estilos y que su calidad es cada vez mayor.

Loba (Guadalajara) nos sorprendió con esta colaboración con Labrewatory, conocimos gente que ha ido creciendo, estamos empezando a trabajar con un cervecero pequeño que es Buenaventura, hemos visto mucha evolución, especialmente en las  cerveceras del norte que están muy pegadas a los gringos, han adoptado varias técnicas, experiencia y su calidad aumentó significativamente”, expone.

Considera que la evolución en los consumidores va al mismo ritmo de los cerveceros. A Cerveza en Punto acuden desde quienes buscan una recomendación hasta quienes van por cervezas muy específicas: difíciles de conseguir, ediciones limitadas o que forman parte de alguna serie, como el caso de las Fauna.

“Hay gente que jamás había probado estos sabores ni tenía en su nariz estos aromas, creo que la impresión del primer trago es muy fuerte y al final te haces fanático, es como una afición. Hay quien tiene su estilo y quien quiere probar todo. Los experimentados sólo están esperando que lleguen cervezas especiales, por ejemplo del norte sacó Fauna con su Serie Ancestral”, indica.

 

Este es el lugar en el que nos gusta estar

 

Cerveza en Punto

Hacer cerveza implica más que innovar en sabores, requiere que el cervecero se comprometa con la calidad de su producto y para un lugar como Cerveza en Punto esto es parte esencial en su selección.

“Generalmente probamos lo que vamos a ofrecer a la gente, porque a veces traen cervezas embotelladas, las abres y se derraman, pensamos que este tipo de cosas no deberíamos venderlas. Preferimos vender algo bien aunque no sea muy famoso, no arriesgarte a que el cliente pueda tener esa experiencia”, afirma.

Leo sostiene que para este trabajo se requiere pasión, empeño y tiempo, sino se está dispuesto ocurrirá que la primera experiencia del consumidor será buena, pero no a lo largo del tiempo.

“No somos vendedores, somos fanáticos de la cerveza. No somos dueños de una tienda en donde simplemente contratas a una persona y no sabes qué hacen, qué ofrece, cómo opera. Atendemos las quejas de nuestros clientes, nos involucramos, estamos aquí, recomendamos cosas todos los días, curamos la tienda como cuando se cura una exposición”, comenta sobre el trabajo que lleva a cabo junto con Toño y Tere.

Leo recomienda a los productores de cerveza mantener su compromiso, responsabilidad y pasión, ya que en ocasiones ocurre que por sacar una etiqueta rápido o tener muchas, no mantiene consistencia.

“Admiramos mucho a gente como Flaco Cara de Perro, tienen dos etiquetas (Porter e IPA), una sólo en barril (IPA). Nos conectan su cerveza, limpian la línea y se aseguran que se venda como se debe, a pesar de que nosotros limpiamos y damos mantenimiento a nuestro equipo”, refiere.

Cerveza en Punto seguirá buscando más etiquetas y estilos para que su negocio continúe creciendo, actualizado y agradable para los compradores, “decidimos hacer un lugar a donde a nosotros mismos nos gustaría ir, eso es algo que tenemos todos los días en la cabeza”.

 

En el tercer aniversario de Cerveza en Punto (Col. Narvarte)

 

Imágenes: Lupulina

Sobre el Autor

Deja una Respuesta

*