Síguenos en:      
default-logo

Carta de despedida de un cervecero

Brian Schroepfer , dueño y cervecero principal de Valiant

Ciudad de México, Marzo 06- No es fácil escribir una carta que cuenta la historia de una empresa que comenzó hace casi ocho años, sólo para saber que nuestro viaje está llegando a su fin.

Levantamos nuestra empresa en la idea de que ofreceríamos nuestra vida, libertad, seguridad y zona de confort para construir lo que consideramos una cervecería que se mantendría en lo alto y sería respetada a los ojos de nuestra comunidad artesanal. Dejar mi trabajo, tomar préstamos para capital, vender casi todo lo que teníamos, son sólo algunos ejemplos de acciones que tuvimos que elegir para convertir nuestros sueños en realidad. Viajamos por una carretera en la que no había retorno.

Sabíamos que estábamos en buena compañía entre los amantes de la cerveza artesanal. Nos encontrábamos ansiosos de embarcarnos en nuestra misión para agregar a esta increíble escena cervecera y proporcionar otra opción para el mundo.

Fuimos hacia adelante e hicimos lo necesario para que eso sucediera. Por ejemplo, durante nueve meses estuve trabajando en mi empleo de ingeniería de 1:30 de la madrugada a 11 de la mañana, de ahí me pasaba a la construcción de la cervecería hasta las 10 de la noche. Las tres horas de sueño durante nueve meses mermaron mi salud. Aún así, el trabajo duro fue recompensado. Después de numerosos sacrificios y perseverancia constante, Valiant fue oficialmente abierta al público el 13 de febrero de 2013.

 

Los estilos de Valiant

Grandes ambiciones e ideas son la columna vertebral de los nuevos negocios. El término grande era algo que no tomé a la ligera. Todo lo que podía pensar era fabricar grandes cervezas con sabores audaces.

Cuando pensaba en Valiant pensé en cosas como un acto de fe, darle todo lo que tienes, ser atrevido, valiente, fuerte, tomar el camino menos recorrido y por último no renunciar. Como si fuera una perfecta combinación, Valiant abarcaba simplemente todo lo que buscamos cocinar, cómo operábamos y cómo abordamos las aventuras de dirigir una cervecería. Todos estos fundamentos fueron marcados en nuestras cervezas, en la forma en que dirigimos el negocio y el corazón y el alma de cada uno de nuestros empleados. Esta es la razón por la que el nombre Valiant era perfecto para nosotros.

Es difícil dirigir una cervecería, ¿debe ser tan divertido beber todo el día? ¡Sí! Sería mentira decir que no era nada divertido tener veinte muestras de cerveza puestas en mi escritorio a las nueve de la mañana.

Pienso en uno de los días más difíciles, pero luego tengo la oportunidad de sentarme con un cliente para tomar una cerveza en nuestra sala de degustación. Hablábamos de la vida, problemas, alegrías, arreglos para nuestro mundo o realmente todo lo que viene a la mente. Eso es especial, lo digo en serio ¿qué otra industria tiene una historia como esta? Ayudar a la gente a disfrutar de la vida o simplemente saber que lo que han hecho mis manos añadió alegría a su día, es una recompensa increíble.

 

Tasting Room de Valiant en el condado de Orange, California

Ahora pueden estarse preguntando ¿porqué Brian me dice todo esto? Para ser honesto es difícil y muy duro dejar ir. A veces la vida nos hace lidiar con algo que nos supera y tenemos que tomar una decisión. A veces sabemos exactamente qué hacer, a veces lo fingimos, pero la mayoría de las veces simplemente reunimos todos los hechos, los agrupamos y accionamos. Todos sabemos que nos podríamos equivocar o afectar a terceros, esto último fue lo que me llevó a decidir qué hacer con nuestra cervecería.

Mientras estábamos abiertos pasamos por altibajos. Hemos cometido errores al dirigir nuestra cervecería, hemos tomado buenas y malas decisiones. Así es como aprendes. El motivo principal de la compañía era seguir creciendo en selección de cerveza, calidad, diversidad y un auténtico amor por la cerveza artesanal.

Nuestro equipo se enfrentó a los desafíos, a veces asumiendo nuevos roles dentro de la empresa simplemente para superar esos malos tiempos. Sin importar los retos, Valiant perseveró y siguió avanzando. Mi esposa y yo fuimos verdaderamente bendecidos con nuestro equipo actual, sabemos que sin ellos simplemente no habríamos tenido la misma cantidad de éxito.

Han pasado casi ocho años desde que nos comprometimos con esta cervecería. Teníamos visiones y predicciones de dónde estaríamos, teníamos metas y lo más importante sabiendo que después de un cierto tiempo nuestra operación sería autosuficiente.

Cuando empezamos simplemente usamos nuestro capital en las instalaciones y equipo dejándonos poco o ningún recurso extra para continuar. Esto puso un montón de estrés en la cervecería.

 

Esta decisión repercutió en nuestros sueldos y en la medida que se prolongó cobró factura en mí y mi familia. Entonces llegó el momento de evaluar la situación y decidir si era algo con lo que seguiríamos adelante.

Cuando iniciamos esta empresa tomamos una decisión personal: mantener el control total y nunca atraer inversores. Tener recursos adicionales podría haber puesto a Valiant en el camino del éxito, pero ¿a qué costo para lo que representa Valiant?

Tanto mi esposa como yo decidimos que ya que no podíamos entregar nuestra empresa a los inversionistas y además quedarnos sin fondos para apoyar a nuestra familia, debíamos encontrar a alguien que comprara nuestro equipo. Por ello, después del 31 de marzo de 2017 Valiant Brewing ya no estará en el negocio.

Sé que mientras esta noticia es triste y algo repentina, la obligación de un hombre es proteger a su familia. Dejaremos de vender cerveza y esperamos tener eternos buenos recuerdos de lo que Valiant Brewing Co. ha proporcionado a esta industria.

Vamos a extrañar servir a todos en Valiant. Podría pasar días escribiendo sólo esta parte de mi mensaje de despedida, pero lo principal que quería compartir es que durante este viaje he aprendido mucho y lo que he aprendido siempre me acompañará y lo aplicaré en lo que haga y en quien soy.

El equipo de Valiant

¿Qué haré después de cerrar la cervecería? No lo sé. Después del cierre de Valiant evaluaré mis opciones, volveré a la construcción de coches de carreras, la construcción de soluciones balísticas, me convertiré en un consultor de ingeniería para las cervecería, ¡quién sabe! Pero seguramente instalaré mi equipo de homebrewer para mantener mis habilidades de fabricación de cerveza artesanal.

Mi equipo y yo les pedimos un último favor, acudan a Valiant por algo de cerveza y que nos permitan decirles gracias y adiós. El viaje que comenzamos nunca terminará, pero continuará adelante en otra dirección. Ser valiente es algo que todos necesitamos hacer. Nunca debemos renunciar a nuestros sueños, pero cambiar caminos y avanzar no es renunciar, es el comienzo de un viaje totalmente nuevo y emocionante.

Atentamente

Brian Schroepfer / Dueño y cervecero de Valiant Brewing Co.

 

Valiant Brewing Co. se ubica en el Condado de Orange, California. Nació de la creencia de que una experiencia inolvidable podría lograrse con cada cerveza elaborada.

“Sea Valiente” (Be Valiant) es su lema.

 

Imágenes vía web

Con información de www.valiantbrewing.com/letter-from-brian/

Traducción y edición: Lupulina

Sobre el Autor

Deja una Respuesta

*